«La realización del Canal Magdalena debe estar en la discusión popular de los argentinos»

0

El llamado a licitación para el dragado y balizamiento del canal Magdalena, que es de interés nacional y provincial, fue suspendido la semana pasada por cuestiones de salud del presidente Alberto Fernández.

En ese contexto desde el programa “El Astillero…donde se construye la industria naval” (martes 18 horas) entrevistaron a la diputada nacional (FPV) Agustina Propato quien remarcó que “es importante que el proceso licitatorio comience para recuperar el complejo fluviomarítimo de la República Argentina. Por lo que tenemos entendido el motivo de la suspensión fueron las cuestiones de salud del Presidente”.

Estamos hablando de una nueva traza de navegación para corregir una cuestión absurda que pasa desde hace muchos años que tiene que ver con que nuestro complejo portuario nos obliga a pasar por los puertos de otro país (Uruguay) para poder ingresar al de Buenos Aires. El desarrollo del Canal Magdalena será una ecuación económica positiva para la Argentina”, señaló.

Si bien el planteo de la realización ha estado presente en las últimas tres aperturas de sesiones legislativas, creemos que en esta oportunidad será una realidad”.

Para Propato el Canal Magdalena “es el puntapié inicial para escalar en un tema más complejo que es la recuperación del control de las vías navegables utilizadas por el comercio exterior argentino, que produce los dólares que precisan las reservas del Banco Central. Esta situación merece una concientización popular ya que la nueva traza de navegación provocaría una unificación de la conexión entre los puertos de la Argentina.

En esa línea, la Diputada Nacional afirmó que “una vez que se realice el Canal Magdalena hay que poner sobre la mesa una modificación de la ley general de puertos ya que el país lleva más de 25 años con gran parte de los sistemas de puertos privatizados. Ese es un tema que debe continuar en la agenda; sabemos que la administración provisoria ha dado cuenta de todo lo que hemos perdido durante esos años de privatización de la vía navegable denominada bajo la denominación Hidrovía Sociedad Anónima”

La diputada presentó un proyecto para que esa administración provisoria se mantenga y ya no vuelva a ser una gestión exclusivamente privada.

La obra:

Canal Magdalena es un canal natural del lecho del Río de la Plata, de una profundidad de 4,50 metros (15 pies), sobre el que la Argentina ha proyectado el levantamiento de una ruta de navegación de una longitud aproximada de 53 kilómetros y un ancho de 200 metros, construida mediante dragado para llevar su profundidad hasta los 12 metros (40 pies). Según el Derrotero del Servicio de Hidrografía Naval argentino (SHN), el Magdalena corre paralelo a la ribera bonaerense del Río de la Plata y carece de algún fondo o rocoso o pétreo, según los sondajes y otros trabajos hidrográficos que en 1903 realizó el entonces capitán de fragata Juan Pablo Sáenz Valiente. La idea de su canalización artificial fue presentada en julio de 2013 para facilitar la conectividad del transporte naviero de grandes embarcaciones entre los puertos marítimos argentinos, el puerto de la Ciudad de Buenos Aires y los puertos fluviales en la cuenca del Plata. Representaba un costo de US$ 306 millones. De acuerdo al capitán de ultramar de la marina mercante italiana Bruno Pellizzetti, dice Wikipedia, el Canal acortaría la duración del recorrido para las rutas del Sur, ya que el único acceso a todos los puertos de la cuenca del Plata es el canal Punta Indio, próximo al puerto de Montevideo. No obstante para las rutas desde el Norte, que conectan con Brasil, Europa, África etc. requiere de más horas de navegación. La obra para la apertura y balizamiento de este canal ya fue licitada el 30/06/2014 por el entonces ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, con el nombre técnico ‘Definición de la traza y apertura a zona Beta del Canal Punta Indio de km. 143.900 A, El Codillo, hasta la isobata de 12 m – Río de la Plata – República Argentina’. La obra es parte de un proyecto mayor, que busca adaptar tanto las vías navegables (el ancho y la profundidad) como la infraestructura portuaria argentina (dársenas, calados, etc.) a las necesidades operativas de los barcos de mayor tamaño. Y le permitiría a los buques que parten o llegan a los puertos fluviales, hacerlo a plena carga. Por razones de escala, esto redundaría en una mayor utilización de los puertos fluviales argentinos y en una baja del costo de los fletes (de operación por unidad de carga). Según el gobierno argentino, el proyecto fue presentado a la binacional Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP), que lo habría aprobado. En 2014 el entonces embajador argentino en Montevideo, Dante Dovena, señaló que la decisión de construir el canal estaba tomada y ya no importaba la opinión de Uruguay. El gobierno uruguayo afirmó que la delegación de su país dio un «consentimiento condicionado» al dragado de un tramo del canal Punta Indio, y no a la construcción del canal Magdalena.

Podés escuchar «El Astillero» los días martes de 18 a 19 hs

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *