Lo que existe es una crisis humanitaria y no tiene un horizonte de resolución

Después de conocer la situación de la cárcel de Batan, Unidad Penal N15, nos comunicamos desde «La Revolución de la Mañana», con Augusto Infante, Director del programa de prevenciones complejas, de la CPM (Comisión Provincial por la Memoria), mecanismo local de prevención de la tortura.

«Todos los lugares de alojamiento de personas privadas de la libertad, están atravesando una enorme crisis humanitaria, asignada particularmente por el enorme encarcelamiento, la sobrepoblación y el hacinamiento consecuente, y el resto de los derechos vulnerados que son consecuencia de esa situación estructural. La unidad 15 de Batán es una de las que en peores condiciones se encuentra, tiene aproximadamente 70% de sobre población».

Según Infante, la Resolución de la justicia es nueva, pero no novedosa, y esta tiene particularmente el fundamento en el estado material en el que se encuentra la fase edilicia de la unidad 15. En el marco de esa causa, se iniciaron unas pericias.

«En cualquier otra área jurídica, en cualquier otra área del derecho que se planteara que un juez resuelve algo y no se cumple seria un escandalo. En el ámbito de las personas privadas de su libertad, los jueces sistemáticamente dictan sentencia, ordenando cuestiones que no se cumplen: clausuras, arreglos, contratación de personal, acceso a derecho por las personas privadas de libertad. No es que no existan esas resoluciones, existen, son sistemáticas, pero se acumulan sin ningún tipo de cumplimiento».

Hoy en día las comisarias tienen mas de 4000 personas alojadas, el tema es que el sistema penitenciario está colapsado, desde hace muchísimo tiempo.

Hay una aplicación automática de la prisión preventiva de una gran mayoría de casos que ingresan al sistema y que quedan esperando el juicio de primera instancia durante años.

Podes escuchar La Revolución de la Mañana, de Lunes a Viernes de 9 a 13 hs

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.